¿Cómo biodegradar el plástico?

Como humanidad, en nuestro proceso de industrialización, hemos vuelto el plástico un material necesario para que todos los engranajes económicos se mantengan. Debido a nuestra falta de consciencia e infraestructura para recolectar y reciclar este material versátil y valioso, hemos terminado por contaminar nuestro mundo afectando así, el ambiente y la vida a nuestro alrededor.

En aras de poder reemplazar o, en su defecto, modificar el plástico, se han desarrollado a lo largo del mundo dos tecnologías importantes. Los bioplásticos, polímeros hechos a partir de caña de azúcar o maíz (principalmente) y los aditivos para modificar el comportamiento de los materiales plásticos.



Los bioplásticos, con el PLA (acido - poli - láctico) encabezando la lista, son biopolímeros que logran bio-degradarse y compostarse en condiciones de alta presencia micro-biológica en periodos de 3 a 6 meses generalmente. Como material son funcionales, sin embargo los costos del PLA dificultan su implementación. Esta materia prima es entre 2 a 4 veces más costosa que los plásticos utilizados comúnmente para la manufactura. Adicional a esta barrera infranqueable de precio, el PLA se comporta ligeramente diferente a los materiales plásticos. Esto hace que su rendimiento, con la tecnología actual de procesamiento de plástico, sea menor al de la mayoría de los mismos. La última, pero no menos relevante limitación, es su poca resistencia a las altas temperaturas. En conclusión, el PLA es el material más “verde” sin embargo tiene unas grandes barreras que resolver antes de ser un agente de cambio en la industria.



Debido a nuestro compromiso por crear un mundo sostenible desde la industria, hemos empezado a comercializar un aditivo que sí biodegrada el plástico en periodos de 6 meses a 3 años, en ambientes de alta carga microbiológica como vertederos, rellenos sanitarios y mares. Cumple con las normas estadounidenses de biodegradación ASTM:

D5511: Test estándar de biodegradación anaeróbica de materiales plásticos en alta presencia de sólidos. Ej. Rellenos sanitarios.
D5526: Método estándar para medir la biodegradación anaeróbica de materiales plásticos en condiciones aceleradas de vertedero.
D5338: Prueba estándar para determinar la biodegradación aeróbica de materiales plásticos sometidos a condiciones de compostaje controladas. Global: ASTM 6400.
ISO 14021:1999: Etiquetas y declaraciones ambientales bajo la palabra “Biodegradable”.